El Niño 2015 ya es comparable al histórico de 1997

anomalia-niño-actual

El actual ciclo climático de El Niño sigue intensificándose. La magnitud del episodio activo se asemeja ya al que tuvo lugar durante el año 1997, el que seguramente fue el Niño más importante desde que hay registros.

Los nuevos datos que se desprenden de las observaciones satelitales revelan que las anomalías de la temperatura del Océano Pacífico y de la altura del nivel del mar, en estos momentos, son muy extremas. Además, algunos patrones climáticos actuales así como las previsiones meteorológicas a largo plazo, indican que el proceso podría intensificarse aún más en las próximas semanas.

Condiciones actuales

El Niño 2015 sigue fortaleciéndose, con un progresivo calentamiento de las aguas ecuatoriales del Pacífico, ayudado por un cambio de fase de la Oscilación Decadal del Pacífico (más conocida por sus siglas en inglés, PDO).

Además, los vientos alisios han vuelto a debilitarse el Pacífico Oriental, tras haberse intensificado al final del verano de 2015, lo que permitirá que entren vientos del Oeste en aquellas aguas.

Esto se traducirá en que a las costas del Pacífico Central y Occidental lleguen bolsas de agua cálidas desde el interior del Océano, que sufrirán un recalentamiento adicional al viajar muchos kilómetros sin refrescarse con aguas profundas que podrían generar los mencionados vientos alisios.

Según los últimos datos recabados por el NOAA, el promedio de julio a septiembre de las temperaturas de la superficie del mar estuvo 1,5 ° C por encima de lo normal, ocupando el tercer lugar detrás de 1982 (1,6 ° C) y 1997 (1,7 ° C).

comparativa-niño-2015-historia

1997 vs 2015

Para entender la magnitud del ciclo de El Niño 2015 la NASA ha elaborado un mapa en el que se compara el momento actual con el de octubre de 1997, poco antes de que aquel episodio alcanzara su cénit.

comparativa-niño-2015-1997

Aunque la temperatura superficial del agua del mar es un buen indicador, no lo es menos la altura que alcanza al nivel del océano.

Así, estos mapas comparan promedio de anomalías de altura de la superficie del mar en el Océano Pacífico, observados a principios de octubre en 1997 y 2015. Las estimaciones provienen de las misiones TOPEX/Poseidon (izquierda) y Jason-2 (derecha).

Los tonos de color rojo indican las áreas donde el océano se elevó por encima de lo normal en decenas de milímetros sobre el nivel normal (hasta más de 20 centímetros) mientras que los tonos azules muestran dónde se registra un nivel del mar inferior media. Las condiciones normales del nivel del mar aparecen en blanco.

niño-anomalias-1997-2015

La causa de que el mar suba de altura en unas zonas se debe a que el agua más caliente se expande y rellena más volumen mientras que las zonas con temperaturas inferiores a la media sufren un descenso, una contracción.

La comparativa nos revela que actualmente hay más áreas con un nivel del mar por encima de lo normal en el Pacífico que entonces, aunque bien es cierto que en 1997 había anomalías más acusadas en muchas regiones marítimas.

No obstante, ambos mapas nos dibujan un Niño extremadamente intenso.

Previsiones a medio plazo

Todos los promedios múltiples de los distintos modelos predicen un pico a finales de otoño/ inicio del invierno. El consenso del pronóstico concede mucha confianza a que en las próximas semanas continúe un Niño fuerte.

niño prevision

En general, hay una probabilidad de aproximadamente el 95 por ciento de que El Niño continuará hasta el Hemisferio Norte durante el invierno 2015/16.

Relacionado: Posibles consecuencias de un Niño histórico en el clima del Planeta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *