El satélite Aeolus de la ESA será pionero en obtener el perfil de vientos del Planeta

adm-aeolus_satellite_campo-viento
La Agencia Espacial Europea tiene previsto lanzar al espacio a finales de 2017 el satélite Aeolus, un instrumento que será el primero en obtener información de los perfiles del viento a escala planetaria.

El aparato, contará con un radar láser (LIDAR) de viento Aladin, un artilugio del cual no existen aparatos similares en funcionamiento en toda la historia tecnológica espacial.

Láseres ultravioletas para conocer la dinámica atmosférica

Aeolus contará con una serie de láseres ultravioletas, unos instrumentos pioneros en el espacio y que permitirán avanzar en el conocimiento de la dinámica atmosférica, aportando una información novedosa y esencial para mejorar las predicciones meteorológicas.

32,57 millones

Para poner en marcha el satélite, la ESA ha firmado el pasado 7 de septiembre un contrato por importe de 32,57 millones de euros. El satélite volará a bordo de un cohete Vega de Arianespace.

adm-aeolus_satellite_campo-viento-3

Funcionamiento del satélite

Desde la ESA nos explican que el láser ultravioleta se encargará de emitir un haz de luz hacia la Tierra, el cual al rebotar en las moléculas de aire y en las pequeñas partículas como el polvo, hielo y gotas de agua presentes en la atmósfera, reflejará una fracción de luz.

Recibida esa información, el telescopio Aladin se encarga de interpretar los datos, basándose en que el movimiento de las moléculas de aire, partículas o gotitas provoca que la luz reflejada llegue en distintas frecuencias de vuelta al satélite.

Comparando las frecuencias recibidas de diferentes alturas con el láser, se pueden determinar los vientos por debajo del satélite.

adm-aeolus_satellite_campo-viento-02

El LIDAR la única opción

No cabe duda de que realizar mediciones globales del viento supone un reto para los científicos de la ESA. El movimiento de la atmósfera, al ser un aspecto tan dinámico y relativamente invisible del ambiente de nuestro Planeta provoca que sea extremadamente difícil hacer observaciones globales fiables del viento.

Y precisamente un LIDAR utiliza el fenómeno de la dispersión de la luz y el efecto Doppler para adquirir datos sobre el viento.

El instrumento Aeolus, el Doppler instrumento láser atmosférico, o Aladin, para abreviar, se compone de un láser de gran alcance, un gran telescopio y un receptor muy sensible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *